a5

CON LA FIRMA DEL CONVENIO CON EL ICBF, EN ITAGÜÍ VUELVEN MÁS DE 2.200 NIÑOS A LOS CDI Y HOGARES INFANTILES.

Itagüí es de los pocos entes territoriales que logran firmar el convenio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) para dar inicio a la atención integral de la primera infancia en 15 unidades de servicio: centros de desarrollo infantil, hogares infantiles y modalidad familiar.

 El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar firmó el convenio macro interinstitucional con Itagüí para la atención integral a la primera infancia, con una meta desde la Secretaría de la Familia de este municipio de beneficiar a 2.242 niños y niñas, según anuncio de la secretaria de Familia de Itagüí, Johana Castaño Vanegas:

Para el alcalde de Itagüí, Diego Torres, «el primer reto fue lograr la firma desde Bogotá para iniciar el proceso de contratación del talento humano, y el segundo es aumentar la cobertura territorial en el corregimiento El Manzanillo, priorizando así la garantía de los derechos de la niñez en la zona rural».

Con una inversión superior a los $10.500 millones por parte de la alcaldía, serán 15 unidades de servicio entre centros de desarrollo infantil, hogares infantiles y la modalidad familiar, que operarán con educación inicial, alimentación y nutrición con desayuno, almuerzo y media tarde; recreación, juego, y acompañamiento psicosocial y nutricional, además de formación a las familias. Los equipos interdisciplinarios que brindarán la atención estarán compuestos por coordinadores pedagógicos, auxiliares pedagógicos, agentes educativos, profesionales psicosociales, nutricionistas, auxiliares administrativos, auxiliares de enfermería y manipuladores de alimentos, para un total de 260 profesionales. 

Itagüí se puso el reto de este año llegar a 2.500 familias beneficiadas con los programas de primera infancia, y se conviritó en uno de los primeros municipios en Colombia en operar 15 jardines infantiles oficiales para niños de 4 años. Estos espacios están coordinados desde la Secretaría de Educación municipal y garantiza, no solo la alimentación completa en jornada única, sino la continuidad de los menores en los procesos académicos, debido a que están matriculados en instituciones educativas públicas donde podrán hacer la transición a la básica primaria.