La velocidad es la diferencia entre la vida y la muerte

Fue modificado por parte del Congreso de la República el artículo 106 del Código Nacional de Tránsito (Ley 769 de 2002), en el cual se reduce a 50 kilómetros por hora el límite de velocidad en vías urbanas.


La reducción de los límites de velocidad que ya está vigente supone una medida de prevención sobre incidentes en las vías y, por ende, una forma de salvaguardar la integridad y la vida de los distintos actores viales. Estudios realizados, como el de Global Road Safety Partnership, determinan que un peatón atropellado a 30 km/h
tiene 90 % de probabilidades de sobrevivir, mientras que si es golpeado a 50 km/h las posibilidades rebajan al 50 % y si el impacto es a 60 km/h o más las posibilidades de vida bajan al 10 %.


Rigoberto Arroyave Acevedo, secretario de Movilidad de Bello, expresó que “estamos a gusto por la modificación al artículo 106 de la Ley 769, para reducir la velocidad en la parte urbana y en las autopistas nacionales, algo que nos va a ayudar mucho a disminuir las estadísticas de la incidentalidad en el municipio”.


Hay que tener en cuenta que en Bello los indicadores de accidentes son altos, con pérdida de vidas, sobre todo de motociclistas, y que en la mayoría de ellos las causas son la imprudencia al conducir y el exceso de velocidad.


En los primeros seis meses de 2022 se registraron: 2.315 accidentes, con 1.113 heridos y 30 fallecidos. Por actores viales, las afectaciones fueron: 599 motociclistas, 186 peatones, 180 parrilleros, 107 pasajeros, 33 conductores y 30 ciclistas.


Según lo estipulado en la Ley, las autoridades de Movilidad de Bello realizarán los estudios y procedimientos administrativos necesarios para definir los tramos viales que presenten condiciones idóneas de infraestructura y seguridad vial y en los que se podrá superar ese límite de velocidad.

Get in Touch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Articulos Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias