La “emboscada” de congresistas peruanos al presidente saliente Francisco Sagasti: podrían denunciarlo por usurpación

La Mesa Directiva del legislativo consideró que su mandato concluyó el lunes y no se descarta que anulen las decisiones que tomó en las horas posteriores.

El lunes, la elección de la Mesa Directiva fue ganada por la lista opositora encabezada por María del Carmen Alva Prieto(del partido Acción Popular), e integrada también por miembros de Alianza para el Progreso, Podemos Perú y Avanza País. 

Según argumentaron, esta elección significa que Sagasti ya no era el mandatario encargado, porque llegó al puesto como titular del Congreso por la línea de sucesión.

El ex presidente interino peruano Francisco Sagasti pasó un incómodo momento en la jornada de cambio de mando, cuando las autoridades del Congreso le informaron que ya no lo consideraban mandatario y tuvo que entregar la banda presidencial en la puerta del Palacio Legislativo antes de marcharse.

Bajo el argumento de la nueva Mesa Directiva, en manos de la oposición, podría ser denunciado por usurpación de funciones.

A la ceremonia de juramentación del presidente de la República, Pedro Castillo, le precedió un aparente desencuentro. Antes de las 10 de la mañana, el relator del Congreso leyó el documento por el que entregaban la banda presidencial a la titular del Parlamento, María del Carmen Alva (Acción Popular). Esto debido a que había “concluido el mandato presidencial del señor Francisco Sagasti”.

Con el distintivo puesto, Alva Prieto pasó a informar al pleno sobre la propuesta de las comisiones encargadas del anuncio y recibo del presidente Castillo para su ingreso al Congreso.

Como relata de el diario, El Comercio comentaron el origen de esta situación, que fue leída como un desaire al expresidente Francisco SagastiSegún estas fuentes, en el Parlamento se “tenía entendido” que el exmandatario acudiría a la sede del legislativo para dejar la banda como “un acto simbólico”.

Sagasti asumió el cargo en noviembre tras la vacancia de Martín Vizcarra y la breve gestión de Manuel Merino, de Acción Popular, quien renunció tras cinco días de intensas protestas y una represión que dejó dos muertos. El mandato interino de poco más de ocho meses logró la compra de más de 90 millones de dosis y vacunar completamente contra el COVID a más del 10% de la población.

Alva, cercana a Merino, se puso la banda presidencial el miércoles desde muy temprano, incluso antes de que Sagasti la haya entregado al Congreso (cada alto cargo de la transición tiene una banda confeccionada a su medida). “El protocolo del Congreso es el que ve el procedimiento, no lo veo yo”, se deslindó en una entrevista con la cadena Willax.

Get in Touch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Articulos Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias