a5

Embalses en niveles críticos: preocupación por la escasez de agua y riesgo de racionamiento energético

La persistente sequía y las altas temperaturas han sumido a los embalses colombianos en una situación alarmante, con niveles que rondan por debajo del 30% del volumen útil, según informes recientes. Este marcado descenso contrasta con los niveles observados en años anteriores, generando preocupación en todo el país.

Aunque Empresas Públicas de Medellín (EPM) ha asegurado que, gracias a la entrada en operación de Hidroituango, en Antioquia se descarta un racionamiento tanto de agua como de energía. Sin embargo, municipios como Barbosa y barrios del occidente de Medellín ya están experimentando interrupciones en el suministro de agua potable debido a esta contingencia.

El director de la Comisión Reguladora de Energía y Gas (CREG), Omar Prías, ha anunciado que el gobierno no descarta la posibilidad de implementar un racionamiento energético ante el bajo nivel de los embalses, que en el país se sitúan en un preocupante 28.7%.

El ministro de Minas, Andrés Camacho, quien había afirmado hace algunas semanas que no había riesgo inminente, ha señalado ahora que el gobierno nacional no descarta el racionamiento y que esto está entre las posibilidades.

Ante este panorama desafiante, las autoridades y los ciudadanos se enfrentan a la urgente necesidad de tomar medidas para conservar el agua y la energía, así como para prepararse para posibles escenarios de racionamiento que podrían afectar a todo el país en los próximos meses.