El Suroeste antioqueño, los retos de los alcaldes y la Gobernación de Aníbal Gaviria

Por: Norman Correa Betancur. Exdiputado de Antioquia

Con el arranque de los nuevos gobiernos municipales y departamental, no solamente se modifica el mapa político territorial, sino que las expectativas y esperanzas de los ciudadanos sufren una especie de “actualización o refrescamiento”, que gira contra la chequera política y de popularidad que ostentan los recién posesionados.

En el caso del Suroeste antioqueño que no es la excepción, ya los nuevos alcaldes y los que repiten, empiezan a detectar cuál es la verdadera horma de los zapatos que acaban de comprar. En esa horma los alcaldes de nuestra subregión perfilan y valoran hoy las herencias que recibieron por parte de sus antecesores, y empiezan a desdoblar sus programas de gobierno en procura de la construcción de sus planes de desarrollo que deben estar listos en mayo próximo.

También te puede interesar: Nuevas fechas para reclamar subsidios del programa Colombia Mayor

Quiero aprovechar este espacio para fijar la mirada sobre cuatro temas que seguramente serán parte de la agenda pública en la gestión de nuestros mandatarios locales y la Gobernación de Antioquia durante los próximos cuatro años:

Café

La situación que se presenta actualmente es agridulce; por un lado, una cosecha generosa y abundante en el número de sacos y un precio que, dada la situación de devaluación del peso, es aceptable, pero por el otro, la preocupación por la situación de la Cooperativa de Caficultores de Andes.

Los gobiernos tendrán el reto de acompañar mancomunadamente con la institucionalidad cafetera el sector, para que el Fondo de Estabilización Cafetera creado por el Gobierno Nacional, aprobado por el Congreso, funcione apropiadamente en la región.

El gobernador Aníbal Gaviria deberá “resucitar” la política pública de cafés especiales, “muerta” durante el mandato de Luis Pérez, y propiciar ambientes de germinación para que proyectos como Sembrando y Produciendo, que lidera el empresario Guillermo Gaviria, se repliquen en la subregión.

Minería 

Insistir y persistir en la formalización de los mineros de carbón presentes en la Cuenca de La Sinifaná será una tarea de constancia, así como en las medidas de mitigación de los impactos ambientales y sociales del sector en el territorio.

También se deberán entender y fijar por parte de los mandatarios locales y el gobernador una posición clara sobre la No licencia social de proyectos de minería metálica como Quebradona en Jericó y Támesis, otros en Jardín, Venecia, Urrao, entre otros, que hacen trámite de título minero, y hoy la población los rechaza. Aquí es mejor no tratar de acomodarse, sino más bien fijar posturas públicas y nítidas, para que la subregión sepa a qué atenerse.

Turismo 

Este es un renglón potencial que requiere la construcción de producto turístico. Hay situaciones como la declaratoria de parques del Cerro Tusa y los Farallones de la Pintada, a la que deberán sumarse los Farallones del Citará y Cerro Bravo, pero además, la declaratoria de Paisaje Cultural Cafetero le vendría muy bien al sector turístico de la subregión.

El ecosistema turístico del Suroeste está lleno de ventajas comparativas, depende de la acciónpúblico/privada convertirlo en competitivo.

Carreteras 

Continuar con el legado de la pavimentación de las vías terciarias, ponerle empeño al mejoramiento y culminación de broches en las secundarias, especialmente Camilo C/ Venecia/ Bolombolo, Concordia/ Betulia/ Urrao, Jericó/ Pueblorrico, Hispania/Andes/Jardín, y procurar junto con el Gobierno Nacional la terminación exitosa de los Pacíficos, y la urgente construcción del nuevo puente sobre el río Cauca en Bolombolo será tarea irrenunciable de los alcaldes y el gobernador.

Related Posts

Leave a reply