a5

DIVISIÓN ENTRE SINDICATOS DEL PAÍS, PON INTENTO DE PETRO DE QUERER CAPITALIZAR LAS MARCHAS DEL 1 DE MAYO

El país se prepara para una jornada de marchas mañana miércoles primero de mayo, en el marco de la conmemoración del día internacional del trabajo.

Sin embargo, la convocatoria no ha estado exenta de controversia debido al intento del presidente Petro de capitalizar las manifestaciones para buscar apoyo a su gestión, lo que ha generado divisiones entre diferentes sindicatos en el país.

Tras las marchas multitudinarias del pasado 21 de abril en contra del gobierno, el presidente Petro se ha propuesto aprovechar las movilizaciones del Día del Trabajo para fortalecer su respaldo popular.

Esta estrategia ha despertado críticas y descontento en varios sectores, donde se cuestiona el intento de utilizar una conmemoración propia de los trabajadores con fines políticos.

Diversos sindicatos han expresado que no participarán en las marchas, considerando que serán instrumentalizadas por el gobierno.

Para ellos, esta decisión no implica el abandono de sus causas, sino una forma de reafirmar la independencia de sus reivindicaciones frente a intereses políticos.

Diógenes Orjuela, expresidente de la CUT, ha sido uno de los críticos más contundentes, denunciando el intento del jefe de Estado de cooptar la movilización de los trabajadores.

Orjuela sostiene que las marchas del 1 de mayo son del trabajador y no deben ser utilizadas con propósitos políticos.

Por su parte, Jorge Iván Diez, representante de la Confederación General del Trabajo (CGT) Antioquia, ha señalado que esta acción de Petro desvirtúa el significado de la jornada, convirtiéndola en una herramienta oportunista en lugar de una genuina conmemoración de los derechos laborales.

El descontento también se ha hecho eco entre muchos trabajadores, quienes rechazan la instrumentalización política de una fecha históricamente ligada a sus luchas y reivindicaciones.

En Medellín, la marcha iniciará a las 8:30 de la mañana en el parque de la Milagrosa y se dirigirá hacia el Parque de Berrío, donde se espera una gran concurrencia de manifestantes que buscan expresar su voz en un contexto de divisiones y tensiones sindicales.