a5

Día a día del escándalo de Olmedo López. Ayer fue el día del arrepentimiento y perdón ante el país.

En medio del torbellino de acusaciones y señalamientos, el escándalo protagonizado por Olmedo López y su compañero Sneyder Pinilla sigue escalando, marcando un día de perdones y arrepentimientos en la arena política colombiana.

Ayer, frente a las cámaras y ante el país consternado, López y Pinilla hicieron una humilde petición de perdón, dirigida tanto a la nación como al presidente Gustavo Petro. Sin embargo, las declaraciones de inocencia de algunos implicados en este escándalo, no se hicieron esperar.

El presidente del senado, Iván Name, reafirmó su inocencia, señalando que esto es un “vil montaje” y asegurando que responderá ante la justicia por estos señalamientos. Andrés Calle, presidente de la Cámara, se sumó a esta postura, respaldando la integridad del sistema político en medio de la tormenta de acusaciones.

Respondiendo a las graves denuncias, el presidente Petro se dirigió al país, reconociendo la corrupción como un problema estructural arraigado en Colombia. Reveló casos de corrupción en instituciones clave como la UNGRD, Ecopetrol, Fiduprevisora y el Fomag, señalando complicidades entre la fuerza pública y las redes del narcotráfico y el contrabando. Además, denunció el encubrimiento de los órganos de control, pidiendo una renovación total de las bases del poder político en el país.