De la Pandemia a la Sindemia

Por: Armando Estrada Villa

Del Covid 19 o coronavirus, que dio lugar a la pandemia, esto es, a una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países y afecta un número elevado de personas, pasamos a la sindemia, palabra que surge de la unión de sinergia o actuación conjunta de dos o más causas y pandemia, que significa la concurrencia de varias epidemias en interacción simultánea en el espacio y en el tiempo a nivel biológico y social, que involucra los orígenes sociales de las enfermedades como sus consecuencias y que potencia el daño que habrían provocado cada una por separado.

La pandemia del Covid 19, que desbordó la capacidad de las organizaciones sanitarias en Colombia y el mundo, se extendió porque encontró comorbilidades que facilitaron el contagio: enfermedades respiratorias y cardiovasculares, obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer, desnutrición, causas a las que se unieron la edad avanzada de las personas y las condiciones sociales de los grupos más desfavorecidos que viven casi siempre en viviendas inadecuadas con malos servicios públicos y padecen inseguridad alimentaria. A su vez, el confinamiento a que obligó el coronavirus generó otras dolencias: paranoia, depresión, rabia, claustrofobia, estrés, entre otras.

Por su parte, la sindemia presenta la manifestación del Covid 19 en toda su potencia, aunado a las enfermedades sociales, entendidas como las anormalidades dañinas en el funcionamiento de una sociedad, que configuran cada una por su lado también una epidemia, y son puestas de presente con los altos niveles de pobreza monetaria, extrema y multidimensional, considerable desempleo y subempleo, enorme desigualdad, corrupción y violencia, factores que aumentan las consecuencias negativas tanto para la salud biológica como para la social.

Así, pobreza, desigualdad, desempleo, corrupción y violencia constituyen entre nosotros enfermedades crónicas que junto con el Covid 19 conforman la sindemia colombiana, ya que, si bien el Covid 19 es una pandemia de carácter mundial, la sindemia se presenta según las condiciones propias de cada región o país, ya que no ocurren a escala mundial. De allí que pueda afirmarse que el Covid 19 no es solo una pandemia, sino que forma parte de una sindemia que designa una combinación de enfermedades, una biológica y otras sociales, que accionan recíprocamente entre sí causando un mayor daño.

Para enfrentar la interacción de estas pandemias el gobierno decretó, por un lado, la cuarentena y una serie de medidas restrictivas y, por el otro, dispuso aportes a empresas por medio del programa de apoyo al empleo formal (PAEF) y a personas mediante el denominado ingreso solidario, que consiste en una contribución monetaria a las familias más pobres. El confinamiento afectó la economía y aumentó la pobreza, el desempleo y la desigualdad, y por la indisciplina social y las manifestaciones de protesta no rindió los frutos que se esperaban, pero además generó nuevas pandemias: la de paranoia y la de autoritarismo. En tanto que las ayudas económicas fueron insuficientes frente a las necesidades reales de empresas y familias necesitadas.

Queda la enseñanza que como estamos ante una sindemia, la medicina, con todo el esfuerzo, entrega y conocimientos de los profesionales de la salud, no basta para afrontarla. Es urgente abordar las disparidades sociales estructurales que han hecho a la población más vulnerable y se debe procurar combatirla con una visión más amplia que abarque la educación, el empleo, la vivienda, la alimentación y el medio ambiente

Get in Touch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Articulos Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias