a5

Con una visita al jardín infantil La Colina, el alcalde de Medellín conoció los sueños de los niños de la sede de Buen Comienzo.

Con una visita al jardín infantil La Colina, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, y la primera dama, Margarita Gómez Marín, conocieron los sueños de las niñas y niños de esta sede de Buen Comienzo.
El programa cuenta con más de 10.000 cupos en la modalidad Familiar y más de 5.000 en la Institucional. 
El propósito para este cuatrienio es fortalecer el acceso a los servicios de orientación integral de primera infancia y llegar a 12.000 madres gestantes por año.
«Nosotros hemos dicho que aquí no hay mayor prioridad que los niños. 
Ninguno debe estar por fuera de la oferta institucional, en Buen Comienzo aún hay cupos. Que no se nos vuelva normal lo anormal. 
Es una responsabilidad de todos como ciudad. Para eso estamos, para que eso no pase», expresó el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga.
Por primera vez, los centros y jardines contarán con educadores para identificar las necesidades de niñas y niños con diagnósticos especializados o alertas en el desarrollo. 
Esto permitirá mejorar la calidad de la atención, pues se trabajará en cada caso concreto.
«No hay institución de Buen Comienzo que no tenga un educador formado en diagnóstico especial para niños con discapacidades o dificultades o, inclusive, que identifique talentos extraordinarios», añadió el mandatario.
Además, se firmó un convenio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para contratar auxiliares pedagógicas (madres comunitarias) que iniciarán labores esta misma semana. Cada una de ellas pasará de recibir 50 menores a 33. A su vez, cada nutricionista bajará de 350 a 300 inscritos, parauna orientación personalizada.
Con las mejoras en el servicio habrá una oferta cercana a 500 nuevos empleos, con prioridad en la contratación de mujeres cabeza de hogar.